Archivos:



Chile: “Las instituciones están funcionando a medias”: Carmen Hertz.












Por: Hugo Guzmán // elsiglo.cl

         



   

 
   

 

"La diputada dijo que la prisión preventiva en contra del alcalde Daniel Jadue, la determinación de cambio de prisión preventiva por arresto domiciliario a criminales del Tren de Aragua, el aplazamiento de la formalización del jefe de Carabineros, el Caso Hermosilla, lo resuelto en torno del exgeneral Fuente-Alba, y nuevas revelaciones de operaciones políticas a favor de jueces y juezas, “da cuenta que las instituciones no están funcionando tan bien como algunos pretenden”. La legisladora reiteró que la medida impuesta al jefe comunal “es absoluta y totalmente desproporcionada. Al ser desproporcionada se transforma en arbitraria” y enfatizó que se afectaron “los derechos fundamentales de Daniel Jadue”. La también abogada de derechos humanos indicó que en las muestras de solidaridad con el alcalde “no hay afectación a la democracia ni al Poder Judicial”.

Se afirma que las manifestaciones de apoyo al alcalde Daniel Jadue por parte del Partido Comunista, ciudadanos y otras organizaciones, afecta a la autonomía del Poder Judicial y al funcionamiento de la democracia.

Eso es algo absolutamente falso que se ha intentado instalar, como tantas otras falacias y difamaciones. Los dirigentes sociales, los ciudadanos, los militantes del Partido Comunista, y quienes decidan apoyar al alcalde Daniel Jadue, tienen todo el derecho a estar en la plazoleta que está en las afueras de donde él está detenido, y eso no significa presión de ninguna naturaleza. No hay afectación a la democracia ni al Poder Judicial, en ningún caso. Quiero recordar, por ejemplo, que el año 2002 cuando teníamos que alegar en la Corte de Apelaciones de Santiago el desafuero de (Augusto) Pinochet por los crímenes de la Caravana de la Muerte, no obstante que esa audiencia estaba cerrada, los pasillos estaban llenos de oficiales del Ejército y en particular de excomandantes en jefe apoyando al dictador, y afuera había muchos manifestantes que adherían al desafuero del dictador. Yo no recuerdo que ninguna autoridad política haya pretendido que lo que pasaba en los pasillos de los Tribunales y afuera, fuera una manifestación de barra brava.

¿Se puede definir que se está frente a una persecución política, o se trata de una cautelar muy severa, o ambas situaciones están presentes en este caso?

Esta cautelar de prisión preventiva es absoluta y totalmente desproporcionada. Y al ser desproporcionada se transforma en arbitraria. No se puede pretender que el acalde Daniel Jadue sea un peligro para la sociedad o que haya peligro de fuga. Esos dos fundamentos de la resolución de la jueza son, a mi juicio, inadmisibles desde el punto de vista de lo que tiene que ser una resolución judicial que sea concordante con los elementos que hay en el juicio. Dicho eso, nosotros no podemos ignorar el anticomunismo y los discursos de odio que se han multiplicado en el último tiempo en contra de nuestro partido, que durante los 112 años de su historia bien sabe lo que es la persecución, lo sabe hasta el punto de que se nos ha tratado de eliminar físicamente. Hemos sido discriminados porque representamos al movimiento popular y a la clase trabajadora. Estos discursos de odio nadie los puede ignorar ni decir que no existen, y estos discursos de odio y campañas difamatorias contra nuestro partido sin duda que permean al conjunto de la sociedad, porque son replicados, además, por los medios hegemónicos siempre. Diría que en esta atmósfera de difamación y falacia que hay hacia los comunistas, es donde decimos que hay una persecución política.

En cuanto a la situación de Jadue también se afirmó que hay una violación a los derechos humanos.

Por supuesto. Cuando se vulnera la presunción de inocencia y se decreta la cautelar más intensa que es la prisión preventiva para una persona sin que existan antecedentes en la investigación -porque eso quedó en evidencia durante la formalización, que no hay antecedentes que ameriten una cautelar de esta naturaleza-, por cierto que se afectan los derechos fundamentales de Daniel Jadue. Por lo demás, la gente sabe con peras y manzanas, que es absolutamente discriminatorio decretar prisión preventiva para Daniel Jadue y que la exalcaldesa Cathy Barriga esté bailando en TikTok, y que cuando la van a controlar del arresto domiciliario, diga que no abre porque estaba durmiendo o porque no tiene o no siente el timbre. Eso la gente lo ve y lo procesa, como corresponde, entiende que hay un doble estándar.

Igual hay polémica. Autoridades dijeron que hay que dejar que los Tribunales actúen, que estos temas se resuelven en Tribunales y no en las calles, cuestionaron las manifestaciones. Dentro del oficialismo y en la derecha se insistió en que esto es materia del Poder Judicial y no amerita otro tipo de mirada.

Bueno, eso lo hemos dicho siempre, que ojalá que las instituciones funcionen. Pero lamentablemente, en la realidad de esta sociedad en la cual, a mi juicio, la existencia de una democracia plena es al menos discutible, no es así.

Se habla de que en el caso del alcalde hay una “guerra jurídica”, lo que se conoce internacionalmente como “lawfare”, y que se ha denunciado en el caso de varios dirigentes de izquierda en América Latina.

Como parlamentaria no puedo hacer esa calificación, pero esa calificación, lo que es el “lawfare”, la ha vivido una cantidad de líderes de la izquierda y del progresismo de América Latina. Dilma Rousseff, Lula Da Silva, Cristina Kirchner, Rafael Correa. Es una realidad que se ha usado, se ha judicializado, en contra de líderes latinoamericanos, para sacarlos de sus funciones.

¿Qué le ocurre cuando ve titulares como que “Jadue impone sus términos al PC”, que con todo esto se fortalece al presidente del partido, que esto incide en la situación interna del Partido Comunista?

Es muy desagradable, porque es una mentira más. Esas portadas tienen por objeto seguir con el anticomunismo rabioso y, además, con esta campaña de acoso y asedio, sin cesar, contra Daniel Jadue. Es una falacia más, donde hay un medio que se presta para eso, como La Segunda, que no es extraño porque La Segunda se ha prestado para montajes bastante dañinos y diría criminales, como calificar de “ratas” a presos políticos que la dictadura hizo desaparecer. Los medios hegemónicos se han encargado de eso, pretenden instalar una supuesta contradicción interna y todo es un fake news, una mentira, una típica posverdad. No entienden, y si lo entienden no lo van a colocar, que el Partido Comunista, al ser un partido histórico, uno de los valores que tiene es la lealtad con sus compañeros, máxime cuando tenemos la plena convicción de su inocencia, que es el caso del compañero Daniel Jadue. Nosotros conocemos muy bien lo que es la lealtad.

¿Qué contexto político se genera en torno de esta situación del alcalde Daniel Jadue? Todavía no termina, queda un trecho por recorrer.

Por supuesto, queda un trecho y lógicamente la derecha y los medios siguen su campaña, ignoran que Daniel hace mucho tiempo que abrió todas sus cuentas bancarias, abrió todos sus correos, y eso no se dice en ninguna parte. Es una investigación que dura tres años y curiosamente se activa en período electoral. Ése es el contexto en que están operando, un contexto político donde los relatos de la extrema derecha se están imponiendo, entre otras cosas, por la debilidad con que han sido emplazados. La derecha y sus secuaces, imponen una narrativa y un relato que es extremadamente peligroso, y es peligroso que sectores que no son de derecha, adhieran a esta narrativa, ya sea por acción o por omisión. A esa narrativa hay que hacerle frente, al fascismo se le hace frente, a la derecha y la ultraderecha se le enfrenta y se le denuncia.

Presenciamos la prisión preventiva de Daniel Jadue, que pagando fianza se deja ir de prisión a peligrosos delincuentes del Tren de Aragua, que se cambia de fecha y se posterga el trámite de formalización del jefe de Carabineros, Ricardo Yáñez, se declara inocente al exjefe del Ejército, Juan Miguel Fuente-Alba, siguen apareciendo versiones de cómo se negocian políticamente cargos de Fiscal Nacional o miembros de la Corte Suprema, ¿en qué pie está el Poder Judicial, qué está pasando con jueces y juezas?

Por cierto que todas estas revelaciones apuntan a que las instituciones están funcionando a medias. Realmente decretar la libertad de integrantes del Tren de Aragua, y después cuando revocan la medida no los encuentran; cuando se conoce los chats que intercambiaba (Mario) Desbordes que ahora quiere ser alcalde, con un ministro de la Corte de Apelaciones que ha estado imputado; para qué decir todos los audios de (Luis) Hermosilla, que nadie sabe dónde está; el cambio de fecha de formalización del general Yáñez cuando ya se le habían dado meses para que preparara la formalización y después, por presiones evidentes, se le posterga en cinco meses más la comparecencia; el caso que toda la gente vio de Fuente-Alba. Así, suma y sigue. Todo esto que se va conociendo, lo que da cuenta es que las instituciones no están funcionando tan bien como algunos pretenden. Creo que esta institucionalidad está funcionando a medias y eso es peligroso para los valores democráticos, para la democracia, sin duda.




 

 
 

©  Todos los derechos reservados 2024 www.tiemponuevo.se